rutas por el Bierzo, mi viaje al pasado para enterrar una parte



Estas Navidades volví a las tierras donde yacen mis antepasados pero a diferencia de otras veces suponía volver justo al lugar donde se acabó la relación con la madre de mi hijo.
Estas Navidades volví a las tierras donde yacen mis antepasados pero a diferencia de otras veces suponía volver justo al lugar donde se acabó la relación con la madre de mi hijo.


Algo muy personal… 

Para mi solo hay dos maneras de saber si he olvidado definitivamente a esa persona que estuvo junto a mí varios años y que gestó a mi hijo. Una es volviendo a sentir algo por alguien y la otra, que es el caso de estas Navidades, volver justo al lugar donde se acabó todo para ver si todavía quedaba algo por dentro.

Antes de partir tenía miedo de caer en los recuerdos y en la nostalgia puesto que ya había levantado cabeza y curado heridas, pero la única manera de saberlo con certeza era afrontando este viaje. Os diré lo que me duró la pena: Solo 5’. Desde que puse el pie en esas maravillosas tierras y pasé junto al lugar donde se hicieron vanas promesas de amistad, donde todo lo dicho se volatilizó, solo he pasado 5’ de pena, ni uno más.



Después de la ruptura se prometió una amistad inexistente, los últimos meses del año 2013 estuve viendo con tristeza como ese lazo se desmoronaba. Por eso he decidido enterrar todo lo concerniente a esa parte de mi pasado. Y que mejor lugar para hacerlo que justo donde se vivieron los últimos instantes. Que mejor lugar para darse cuenta que besos, palabras, intenciones, se pueden desvanecer en nada de un día para otro. 

El viaje 

Junto al amor de mi vida, mi hijo Marc y cargados con 59 kg de equipaje emprendimos la que fue toda una aventura para él. Nos embarcamos en el Alvia para compartir 10 días juntos.



Si, lo he dicho bien: 59 kg que casi me desloman, pero aquí un servidor no estaba dispuesto a pasar 10 días sin tocar la bicicleta y menos por esos bellos parajes, y en previsión de largas lluvias, me llevé también el rodillo :)



El Bierzo 

Tierra de buenos vinos con denominación de origen, viñedos implantados por las legiones romanas de Trajano. Tierra trabajada con las manos de mi familia y donde ahora reposan.



Esta comarca que abraza Galicia pero perteneciente a León posee un microclima y orografía propios. Bañada por multitud de ríos, rodeada por altas montañas, rebosante de prados y mares de viñedos, donde se erigen pequeñas aldeas y castros que atestiguan su pasado celta. Ruinas romanas, fortificaciones Templarias, casas de barro y paja, son la cuna de mis orígenes.




El calor del hogar 

Esta bella tierra representa también para mí el calor del hogar. Aquí está mi familia, mi madre, la casa que mi humilde abuelo levantó con sus manos y que estos días nos ha dado cobijo y calor.



Aquí he pasado un montón de horas junto a mi hijo y mi madre. 



Visita a mis antepasados 

Soy el vínculo entre mi abuelo y mi hijo. Ellos no se llegaron a conocer aunque nos une a los tres una complicidad especial. 



Las rutas en bici 

En el Bierzo hay infinidad de rutas y con gran disparidad de desniveles. Escogí todas aquellas que podían contener algún tipo de recuerdo. Llovió día tras día pero ni eso ni el frío me detuvieron. Tan solo utilicé un día el rodillo.



Os recuerdo a alguién???



Kenny de Soth Park :) “Oh dis mío! Han matado a Kenny! Hijos de puta!”



Las Médulas 

No estaba dispuesto a pasarme todos los días pedaleando dentro de un pajar. Harto de esperar que la lluvia me diera una tregua, cogí la bici y salí disparado hacia las Médulas, unas antiguas minas auríferas romanas. Empapado desde el primer kilómetro no estaba dispuesto a renunciar a ciclar por estas tierras y como un poseso puse rumbo a esa auténtica obra de ingeniería romana, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.



Plinio el Viejo, un historiador romano administrador de las minas relataba como mediante el sistema ruina montium obtenían unas 20.000 libras anuales de oro (9.000 kg. aprox). Construyeron canales que superaban los 100 km para transvasar agua del Duero al Sil, y que servía para llenar grandes depósitos en lo alto de las médulas. Tras excavar numerosas galerías, arrojaban el agua con fuerza deshaciendo las tierras de aluvión ricas en oro en polvo y arrastraban todo el material hasta los lavaderos, donde se extraía el preciado metal.




O Cebreiro y Alto do Poio (2000m. + acumulados) 

Aquí no valen cadencias, ni medias de velocidad, ni pulsaciones. Aquí solo se trata de subir, subir y subir. 40 km de subida desde Villafranca del Bierzo hasta el Alto del Pollo pasando por O Cebreiro. Este día lo pasé francamente mal porque hasta la fecha solo había hecho base sin desnivel y no me sentía los pies del frío, pero con una sonrisa en los labios no cejé en mi empeño



La antigua N-VI ha quedado obsoleta y en mal estado, pero su escasa circulación la convierte en un paraíso ciclista. Se pasa por pequeñas aldeas con la mayoría de sus casas desabitadas, se pierden de vista los campos de cultivo para convertirse en bosques de castaños y encinas con matorrales de brezo y carqueixa a sus pies y altas cimas donde los ríos siempre están presentes.








A 1300 m. de altitud y ya en Lugo, se encuentra O Cebreiro, una aldea de pallozas que rodea la iglesia prerrománica de Santa María, justo en pleno camino de Santiago 




Aquí haré una mención especial: cada vez que subo a O Cebreiro me  paso a saludar al dueño de la tienda Grial. La bondad y amabilidad de este hombre es enorme y os recomiendo que paséis por su tienda que está repleta de auténticas obras de arte.



Viento y frío me acompañaron hasta la llegada del alto do Poio pero ya puedo dar gracias porque podría haber sido peor. Fijaos al día siguiente como estaba todo:




Ponferrada, ciudad Templaria 

Aprovechando un despunte de los rayos del sol, cogí la bici con destino a Ponferrada, una ciudad de origen medieval que nació tras la creación del puente de hierro que cruza el río Sil. De camino allí pase por un lugar que me recordaba a la película “Abierto hasta al amanecer”



Una vez en Ponferrada recorrí las calles del casco antiguo hasta llegar al castillo de los Templarios, una de sus mayores fortalezas que a día de hoy todavía encierran muchos misterios.








Esta ciudad nació a manos de los caballeros Templarios quienes tenían por misión proteger el camino de Santiago. Desde su primer maestre provincial Guido de Garda hasta los últimos señores, fueron imprimiendo cada uno de ellos sus huellas, amenizando el castillo con nuevas torres y muros hasta lograr la enorme fortaleza que hoy se erige ante la mirada de los peregrinos y demás.





Ahora los caballeros van sobre dos ruedas J y cada vez hay más. Este año Ponferrada será la sede del Campeonato Mundial de Ciclismo en Ruta. Fijaos que rotonda encontré:



Los Ancares 

Con el sabor agridulce de rodar pensando que era el último día, emprendí una ruta ondulada llena de toboganes entre viñas que me acercaban a los Ancares para luego una vez allí, subir hasta lo más alto.




Los Ancares es un espacio natural protegido que conserva una naturaleza plenamente virgen y unas costumbres que aún se mantienen ajenas a cualquier influencia exterior.



Enormes bosques de hayas, pinos, abedules,… coronan el noroeste del Bierzo. Eran las últimas pistonadas de estos días por las tierras de mis antepasados. Mi abuelo vivía en una aldea pero nuestros orígenes están en la montaña. Llevo su sangre y estos días ha brotado con fuerza.



…los momentos dulces… 

Han sido unos días fantásticos, muy intensos. He disfrutado de mi hijo un montón. Hemos pasado muchísimas horas juntos. He sentido el calor del hogar y he descansado como hace años que no lo hacía, como un bebé y no es por la cama, es por la paz y tranquilidad que siento. He disfrutado comiendo y saboreando todas las cosas que mi madre preparaba.











Excepto aquellos primeros minutos del primer día no ha aflorado ningún recuerdo, no he sentido ninguna lástima, pena o nostalgia. Ahora sí que puedo dar por enterrada esa parte mi vida, se va lo bueno pero también lo malo. 

20 comentaris:

  1. Perfecto Joan, ...listo y preparado para lo que sea que tenga que venir en el futuro, que te deseo próspero.

    Me alegra que tu lucha interna te haya resultado tan fácil de ganar, y es que cuando las cosas no dependen de uno mismo, no queda más remedio que asumir los imposibles aunque a veces cueste mucho hacerlo.

    Me quedo con el disfrute que transmites, con tu hijo y familia; con lo bonito del invierno leonés y con tu manifiesto renovador.

    Un abrazo desde el llano Joan.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias Pablo por tus palabras. Yo me quedo con ellas para los momentos difíciles que pudieran ser venideros "cuando las cosas no dependen de uno mismo, no queda más remedio que asumir los imposibles aunque a veces cueste mucho hacerlo" porque son bien ciertas. Resignación ante los imposibles pero conviertiéndola en fuerza y coraje. Ahora por fortuna todo todo lo que me acontece es bueno y atrás queda ya una parte de mi vida.

      Un fuerte abrazo Pablo.

      Elimina
  2. Como te gusta tu precioso León, Joan; ya vemos que cada vez que tienes oportunidad, regresas, y no solo para volver a reencontrarte con los recuerdos de tu abuelo que siempre perdurarán en tí, sino por los bonitos lugares de la zona, descubriendo y disfrutando nuevas rutas, como en la bonita zona de los Ancares, y gozando de la maravillosa gastronomía; pues si, Joan, verdaderamente eres afortunado, y todos nosotros nos alegramos por tí; un fuerte abrazo, amigo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias Salvador. Fueron unos días expléndidos que me han llenado mucho. He disfrutado de cada instante y he regresado fortalecido y a rebosar de nuevos "inputs" por tan vastos parajes, que no hacen más que alimentar la sed de descrubir más todavía. Un fuerte abrazo Salvador.

      Elimina
  3. dioooSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! con que me quedo?????
    precioso post querido joan,no te has dejado a nada ni a nadiecomo es costumbre en ti.De leon ya estaba yo loco desde que hice el camino de santiago,pero desde ahora soy fiel leones de adopcion bloguera.
    ya hemos hablado largo y tendido de nuestras situaciones,si ya somos mas que personas que comentan cada semana en los blogs,me alegro muchisimo que hallas enterrado esa parte de tu vida y que emprendas junto a marc un camino lleno de incertidumbre pero lleno de emociones.
    un fuerte abrazo joan.

    ResponElimina
  4. Joan.felicidades!una experiencia mas y como dices con la mejor compañía marc y tu madre,pero además de lo bonito que escribes .te felicito por ser tan fuerte.por saber afrontarte al pasado..y no me cabe duda que vas a ganar el mejor de los premios....ser feliz....un peto.
    Joanaį

    ResponElimina
  5. Que bonita historia Joanet, que bien sabes enfocar y fusionar todos los sentimientos con la familia y la afición, eres mi ídolo!. Me ha enganchado tu entrada y la e leido tarde porque quería estar tranquilamente frente al portatil para no dejarme detalles.
    Que gusto verte rodar por esas tierras tan desconocidas para mi y donde seguramente lo habrás vivido intensamente.
    Organiza una salida por ahi un dia que nos vamos jajaj, ya se sabe que donde hay un castillo hay un Coswor jajaj, Que grande haciendo rodillo en un establo, que guapa esas foto Kenny!.
    Un abrazo y a ver si nos vemos pronto!.
    Pd: Corrige el primer párrafo de la entrada que está repe!! jejej

    ResponElimina
  6. Enhorabona Joan. La vida segueix i el millor està sempre per arribar. Les fotos impressionants. Donen ganes d'agafar el tren i plantar-se allà per fer un stage ciclista com el teu. Llàstima de no tenir una mare allà, no seria el mateix.

    ResponElimina
  7. Joan bonito relato recordando el pasado, viviendo el presente, y preparando el futuro, unos dias inolvidables por un sin fin de cosas como muy bien tu cuentas y yo no sabria repetirlas, estupendas fotos que nos dan una idea de todo lo que has vivido estos dias, solo desearte que seas muy feliz y podamos compartir salidas juntos con lo que mas nos gusta la BICCLETA.
    Un fuerte abrazo

    ResponElimina
  8. Muy buen detalle por tu paso en tierra Leonesa, me gusta mucho la descripcion que has hecho.te felicito por limpiar tu mente y dedicar toda tu atencion a tu hijo.
    Has hecho un trabajo espectacular...te felicito Joan...

    UN ABRAZO Y ADELANTE ...TIENES MUCHOS AMIGOS QUE TE APOYAN

    ResponElimina
  9. Espectacular cronica y que mejor que las fotos para disfrutar viendo esa bonita zona de leon...me alegro de lo bien que te lo has pasado en familia y ahora a mirar para alante ,a seguir disfrutando de tu chaval y buscar nuevos retos y objetivos para mantenernos vivos,un abrazo.

    ResponElimina
  10. Joan que puedo comentar, no se no tengo palabras, tu lo has dicho todo con tus sentimientos, yo solo aria que estropear esta estupenda cronica con mi modesta opinion, sigue asi y que podamos tener el placer de poder leer estos comentarios tan grandes como realizas.
    Un abrazo

    ResponElimina
  11. Dificilment Joan podré dir res que tú no haigis dit ja en la teva crónica, Excelent per cert. Simplement felicitarte per haver superat aquell mal moment. Ho celebro. I endavant que aquí estem només 4 dies...
    Una abraçada Joan

    ResponElimina
  12. Me has emocionado, tus palabras y tus pensamientos, que viaje más entrañable, tu hijo está muy mayor y tú, recupera esa sonrisa, y no la pierdas nunca.
    El reportaje fotográfico es maravilloso el castillo Templario me ha dejado maravillada, y la ruta estupenda, así como los manjares que has fotografiado, muchas gracias por compartirlo con nosotr@s.
    Un fuerte abrazo.

    ResponElimina
  13. Me encantó la crónica. Conozco un poco la zona, pero no detenido la suerte de ir en bici, La he disfrutado con tu relato y fotos.gracias

    ResponElimina
  14. No sabia que també eres del Bierzo! Jo per part d'àvia materna també (Quintela de Balboa). De fet tenim casa allà.
    Una abraçada molt gran,
    Gessamí

    ResponElimina
  15. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponElimina
  16. soy berciana afincada en euskadi . volver a casa en vacaciones mejor dicho volver a mi pueblo .caminar por sus montes .es el mayor gustazo .como se dice por aqui ME PRESTA

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola! Gracias por tu comentario :) ahora mismo estoy tomando fuerzas en la playa fluvial de Villafranca y casualidad que este verano antes de venir aqui he decidido pasar por Euskadi para disfrutar de esos bellos parajes. Aun asi, cuando llego al Bierzo todo toma una connotacion especial, como bien dices, ME PRESTA recorrer la tierra de mis raices, impregnarme, indagar sobre mis antepasados. Un saludo!

      Elimina